3.6.1. Los vertederos controlados

3.6.2. La incineración de los residuos: las plantas de valorización energética


Como se ha podido comprobar, los residuos que no pueden ser valorizados, junto con aquellos que a pesar de poderlo ser no son recogidos de forma selectiva, suponen toneladas y toneladas de basura a las cuales se tiene que dar salida sin que esto suponga graves impactos ambientales para el entorno. Las dos soluciones más utilizadas hasta ahora son la ubicación de los residuos en depósitos controlados o bien su incineración en instalaciones diseñadas para este fin.