Este es el primer módulo del proyecto MOUDS. El primero de un total de 10. En cada módulo la información facilitada viene acompañada de figuras y cuadros con datos para que el lector tenga información suficiente y extraiga sus propias conclusiones. Al mismo tiempo, también se plantean una serie de cuestiones, que en muchos casos quedan abiertas, para que el lector reflexione y mire de obtener la respuesta.

De este modo, en el primer módulo se ha intentado definir cómo debe ser nuestro desarrollo para poder ser considerado como sostenible, vinculado a la protección del medio ambiente y de la salud.

En el segundo módulo se aborda la relación entre desarrollo humano y cambio ambiental: de qué manera lo largo de la historia las diferentes sociedades se han relacionado con el entorno más cercano y han incidido sobre él. Y para ello es necesario conocer el funcionamiento y las características básicas de los diferentes elementos que conforman el medio natural.

El tercer módulo del proyecto MOUDS está centrado en la población. Se analiza la evolución y la estructura de la población mundial, así como los asentamientos donde esta población reside. La incidencia sobre el medio ambiente y sobre la explotación de los recursos naturales dependerá en gran medida de la cantidad de población a la que estos recursos deben satisfacer las necesidades. El crecimiento de la población, especialmente en los llamados países en vías de desarrollo, ha sido espectacular en las últimas décadas. Por su parte, hacer una buena planificación del crecimiento de nuestras ciudades y pueblos puede evitar problemas ambientales importantes y optimizar los recursos que todo asentamiento necesita para el buen funcionamiento.

El cuarto módulo, que lleva por título "Riesgos Naturales", tiene por objetivo dar una visión conjunta de los riesgos naturales que afectan al mundo actual, sus características, el alcance y las principales medidas que se adoptan para minimizarlos. El módulo hace un repaso sintético de los principales riesgos geológicos, climáticos, así como otros donde interactúan el factor humano y natural (inundaciones e incendios), para acabar definiendo las principales herramientas que se utilizan para la gestión de los riesgos naturales: la previsión, la prevención y la mitigación.

En el quinto y el sexto módulos se analiza la utilización de los recursos naturales. Disponemos de un amplio abanico de recursos naturales que se utilizan de manera variada y diversa. Desgraciadamente la gran mayoría, especialmente los más utilizados, son recursos no renovables. Cuáles son estos recursos, dónde se encuentran sus reservas o quién los consume son preguntas que hay que responder, pero también es necesario saber cuáles son las consecuencias ambientales de utilizarlos. Uno de estos módulos se ha dedicado única y exclusivamente a un recurso natural básico como es el agua, dada su importancia.

Las actividades económicas que posibilitan el desarrollo o mejor dicho, los impactos ambientales de estas actividades económicas, se analizarán en dos módulos (agricultura e industria por un lado; servicios e infraestructuras de comunicación y transporte para otro).

Un módulo que se encuentra en preparación es el dedicado al cambio climático, considerado como uno de los motores del cambio global. No hay ninguna duda de que la temperatura del planeta ha aumentado a un ritmo bastante inusual y las proyecciones de futuro indican aumentos importantes.

Sí que se encuentra disponible un módulo donde se analiza la problemática de los residuos. Consumimos recursos, ocupamos el suelo y generamos residuos. En este módulo se hace un especial énfasis en los residuos que todos, en mayor o menor medida, generamos: los municipales. La gestión que hacemos y como seamos capaces de generar menos cantidades son cuestiones clave desde un punto de vista ambiental.

El proyecto se cierra con un módulo dedicado a las desigualdades económicas y sociales. Vivimos en un mundo donde casi todo está mal repartido. El agua para beber y para regar los cultivos con los que producir alimentos es muy escasa en diferentes zonas del planeta, los recursos naturales energéticos se encuentran en unos territorios mientras que su consumo se concentra en otros, por la cual se tienen que importar, el crecimiento de la población mundial presenta patrones diferenciados según los países; la esperanza de vida de los habitantes del planeta es muy dispar; existen importantes diferencias entre países en cuanto a los recursos destinados a la sanidad, etc. El desarrollo económico ha sido muy heterogéneo y todo ello ha comportado evidentes desigualdades, tanto de tipo económico como social. Todo ello hace que una parte muy importante de la población mundial viva en la pobreza, es decir, con falta o escasez de lo necesario para vivir.