Las fuentes de energía renovables son recursos naturales energéticos con un ciclo cronológico de renovación corta (ritmo de generación superior al de explotación). La energía procedente del Sol sería el ejemplo más claro de energía renovable. Como ya se ha comentado en los apartados anteriores, de esta fuente de energía se deriva el resto.

Además de la solar, las fuentes de energía renovables principales (energía solar indirecta) son la energía generada por el viento (eólica), la de biomasa y la hidráulica. También se han de tener en cuenta la energía geotérmica y la mareomotriz.