MÓDULOS UNIVERSITARIOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Inicio 2. Los fenómenos naturales extremos 2.1. Causas de las catástrofes naturales

2.1. Causas de las catástrofes naturales

La intensidad del peligro natural (fenómenos naturales extremos) combinada con la vulnerabilidad y la exposición de las sociedades a estos peligros naturales que depende del grado de adaptación, el que genera las catástrofes naturales. De alguna manera, sin exposición no hay catástrofe natural, al menos por lo que a las sociedades humanas se refiere.

Podemos decir de forma general que las causas de las catástrofes naturales son debidas a que:

  • La población se asienta en zonas de peligro; en la ocupación de zonas peligro se pueden dar dos situaciones características:
    • En los países más pobres hay una gran presión demográfica y las zonas de peligro son ocupadas generalmente de una forma intensiva: gran cantidad de población que generalmente es la más pobre ocupa los terrenos con peligro de inundación en ríos y deltas, las laderas de las montañas en las que se pueden producir desprendimientos, etc.
    • En los países desarrollados no hay una ocupación de zonas peligrosas tan intensiva por parte de la población, en general, y muchas veces no son los más pobres si no las personas con más recursos y las empresas las que ocupan estas zonas de riesgo, con la diferencia de la capacidad de modificar las zonas de peligro (que muy a menudo no suprime el peligro si no que lo traslada a otros ámbitos).
  • El asentamiento de la población puede provocar un incremento del peligro de las diferentes zonas. Por ejemplo, la desforestación y pavimentación aumenta el peligro de inundaciones o desprendimientos. En general, podríamos hablar de la degradación del medio ambiente producida por el hombre como desencadenante o agravante de algunos desastres.
  • El aumento de la densidad de población que afecta a los dos puntos anteriores, a la vez puede implicar que esta población se haga más vulnerable a los peligros naturales. Por ejemplo, una inundación en una gran área metropolitana densamente poblada tendrá unos efectos más devastadores que en zonas de densidad de población inferior. En general, las grandes regiones metropolitanas se hacen muy vulnerables por la compleja interrelación e interdependencia entre habitantes y estructuras. Es el que se conoce como sistema complejo que a la vez es un sistema altamente vulnerable por motivo de su dependencia de suministros básicos y especialmente de movilidad.
 

MÓDULO "LOS RIESGOS NATURALES" Autor: Joan Carles Francès joancarles.frances@urv.cat
Cátedra DOW/URV de Desarrollo Sostenible.
desenvolupament.sostenible@urv.cat